Reducir glúteos

¡Levanta el culo que es la hora de endurecer y fortalecer los glúteos!

Acostada boca arriba, con los pies cerca de los glúteos:

Haz fuerza con el glúteo para elevar la cadera hasta que el tronco quede paralelo a las caderas (dos series de 8 - 12 repeticiones). Ahora, aguantando esa posición arriba,abre y cierra las piernas mientras mantienes los glúteos apretados y en tensión (una serie de 8- 12 repeticiones).

Es hora de cambiar de posición: Ponte a cuatro patas, levanta una pierna, dobla la rodilla y haz fuerza hacia arriba. Contrae el culo y aguanta con la pierna arriba unos tres segundos (dos series de 8- 12 repeticiones).




Repite este ejercicio con la otra pierna.

Ahora, eleva una pierna y estírala como si dieras una coz.

Repite este ejercicio con la otra pierna. Puedes ir alternando las piernas o hacer todas las repeticiones seguidas.

Por último, pónte de pie y haz unas sentadillas (2 series de 8 a 12 repeticiones). Trabajarás tus muslos y, cómo no, tus glúteos.

Puedes ir aumentando el número de series conforme vayas notándote más en forma. En el nivel avanzado se suelen hacer de 4 a 6 series de 12 repeticiones. Incluso puedes utilizar material adicional como tablas, pesas o tobilleras para hacer más fuerza y aumentar tu resistencia y la eficacia de los ejercicios.Pero no tengas prisa por hacer muchas series. La clave también está en hacer los ejercicios correctamente y, sobretodo, manteniendo la tensión en la zona que se trabaja, en este caso el culo. ¡Verás como poco a poco tu culo cambia de aspecto!