¿Por qué aparece la celulitis?

No hay duda de que la mejor forma de combatir y prevenir la celulitis es atacar directamente los factores que la provocan y evitar que vuelvan a aparecer. Para eso, es fundamental que conozcas cuáles son los factores que pueden originar la celulitis y cuál es la mejor manera de combatirlos.

Razones por las que aparece la celulitis

La celultis, al contrario de lo que piensan muchas personas, no es un únicamente un problema relacionado con el exceso de peso o hábitos poco saludables. Existe un importante número de razones relacionadas con la alimentación y los hábitos, como por ejemplo, el sendentarismo, el tabaco y el alcohol.

  • Factores hormonales:

Una producción hormonal superior a lo normal puede desencadenar o empeorar la celulitis. Ciertas etapas de la vida, como la pubertad o el embarazo, y el uso de anticonceptivos suponen un exceso de estrógenos que suele pasar factura en forma de celulitis. La sobredosis vuelve frágiles y porosos los vasos sanguíneos y con ello estimula la acumulación de líquidos y toxinas en los tejidos.

  • Factores hereditarios:

Aquellas personas cuyos ascendientes padecieron esta enfermedad, tienen una predisposición natural a desarrollarla también. Siempre será conveniente vigilar la dieta de las personas con mayor predisposición genética a la celulitis.

  • Estilo de vida:

El sedentarismo puede ser una de las causas que la empeoren. El ejercicio, ademas de eliminar grasa, es una buena manera de activar la circulación y conseguir mejorar el metabolismo de las grasas. Además, una buena manera de atacar la enfermedad es aplicar habitualmente masajes que drenen la linfa de la zona afectada. Pero de igual forma, el excesivo estrés, puede empeorar también los síntomas. La tensión acumulada en el cuerpo puede producir una falta de calidad en la circulación periférica con la consiguiente perdida de riego sanguíneo que impide la eliminación de los materiales de deshecho. Además, la ansiedad y los nervios incrementan la producción de hormonas y por tanto la fragilidad capilar y el acopio de toxinas en los tejidos.



  • Factores alimenticios:

La causa na alimentación inadecuada, demasiado rica en calorías, conlleva la aparición de la obesidad, con la consiguiente acumulación de tejido graso que favorece el empeoramiento de la celulitis. Cabe resaltar, sin embargo, que obesidad no es lo mismo que celulitis. Incluso mujeres muy delgadas pueden presentar esta enfermedad. Por

También se debe tener en cuenta que existe una relación bastante directa entre el consumo de sal y la celulitis. La sal ayuda al cuerpo a retener líquidos, por lo tanto una alimentación baja en sodio junto con la ingesta de un litro y medio como mínimo de agua, facilita la eliminación de toxinas y reduce el edema.

  • Vestimenta:

Utilizar un vestido no adecuado, demasiado apretado al cuerpo puede hacer disminuir la corriente sanguínea, favoreciendo la retención de líquidos. Además, los tacones altos empeoran la circulación y el retorno venosos, generando más edema. Por ello, siempre es mejor optar por prendas amplias y de tejidos naturales que dejen a la piel transpirar.

  • Otros factores:

Existen además otras serie de factores que hace relacionados con el estilo de vida y el consumo de alcohol y tabaco que aumentan las posibilidades de padecer celulitis.

 - Alcohol y tabaco: El alcohol impide una correcta depuración del material de desecho y el cigarrillo dificulta una correcta circulación sanguínea. El humo deteriora la microcirculación, que a través de los capilares lleva nutrientes y oxígeno a las células. Es mejor evitarlos.

- Postura: permanecer mucho tiempo de pie también dificulta la circulación y provoca la aparición de varices.

- También contribuyen a su desarrollo la respiración insuficiente, el estreñimiento, los problemas hepáticos y una circulación defectuosa, porque la celulitis se instala con más facilidad sobre tejidos poco irrigados.