Píldoras y pastillas… ¿son efectivas o un timo?

Si has estado buscando un remedio fácil, rápido y efectivo contra la molesta celulitis seguro que te habrás topado en más de una ocasión con pildoras y pastillas milagrosas que te prometen acabar de una vez por todas con el problema, y además, sin esfuerzo. ¿Qué hay de realidad en estas promesas? ¿Qué es mentira?

En primer lugar hay que saber en qué consisten las denominadas píldoras anticelulitis. En la mayoría de casos, éstas pastillas no combaten directamente al problema, si no que están diseñadas para atacar a los factores que provocan su aparición y la incrementan. Así, en su mayoría se trata de diuréticos, pastillas para adelgazar, quitahambres, reductores de grasa.

Además, aunque todos dicen tener efectos diuréticos, moderadores del apetito y quemagrasas, la mayoría son prácticamente ineficaces si no se combinan con dieta o ejercicio, y hasta peligrosos si se toman sin control.


Así pues, la esperada pastilla capaz de dejar por si sola la piel tersa y firme aún no existe, ninguna de las que hasta el momento se ofrece lo ha conseguido ni parece acercarse. Aunque, eso sí, si se toman con regularidad, con acierto y recomendadas por cun especialista según el tipo de celulitis, pueden ayudan a desintoxicar el organismo.

Con todo, una alimentación equilibrada, ejercicio físico y los tratamientos naturales, siguen siendo los mejores aliados para eliminar la celulitis.

Suscríbete al newsletter