Eliminar celulitis localizada

No toda la celulitis se combate de la misma forma. No es lo mismo si está en las cartucheras, que en los brazos, o en las piernas. Cada zona tiene sus peculiaridades y hay que tenerlo en cuenta para tratarla. Por eso queremos ofrecerte unos pequeños trucos para que te sea más fácil acabar con la celulitis de forma localizada.


  • Piernas fuertes y sin celulitis

Para tener unas piernas fuertes, musculosas y sin celulitis, la mejor terapia es el ejercicio; así que, camina media hora al día y las fortalecerás. Evita ponerte pantalones ajustados y, si tienes estrías, no adelgaces bruscamente, o te saldrán más. Aplica un anticelulítico a diario y, una vez a la semana, esta mascarilla: Mezcla hidratante con dos cucharadas de sal marina y frótate las piernas durante cinco minutos. Aclara con agua y jabón. ¿El ejercicio ideal? Footing, tenis, esquí acuático y aerobic. En casa, túmbate con las piernas en alto, dobla las rodillas y vuelve a la posición inicial. Repite 25 veces.

  • Pecho firme, brazos fuertes


Para mantener el pecho firme, usa sujetadores de algodón con aros. En la ducha, aplica chorros de agua fría en pecho, escote y brazos; sobre todo, en la cara interna de éstos. Si tienes granitos, elimínalos frotando suavemente con una esponja vegetal. Tras la ducha, hidrata los brazos -insiste en los codos y el pecho-, sobre todo cuando tengas la regla: Evitarás las estrías. El mejor ejercicio para esta zona es la natación y los ejercicios con pesas. En casa, coge una bolsa de legumbres de un kilo en cada mano, estira los brazos y súbelos hacia el techo. Luego, llévalos hacia adelante. Repite 10 veces.

  • Tripa tersa

Para conseguir una tripa tersa, sin el menor rastro de flaccidez, empieza por la dieta y toma mucha fibra: elige frutas y verduras diuréticas, como la lechuga, el apio, las espinacas, los pepinos, los puerros... Evita todo lo que te produzca gases -legumbres, coliflor, habas...-. Cuando tengas la regla, toma a diario una infusión de diente de león -en herbolarios-. Te ayudará a eliminar líquidos. La natación –sobre todo, espalda y mariposa- y hacer abdominales son los ejercicios más indicados para esta zona. Uno muy eficaz consiste en tumbarte en el suelo, apoyar los pies en una silla incorporar el tronco poniendo las manos en la nuca y dirigiendo la frente hacia las rodillas. Haz tres series, de 10 repeticiones cada una, todos los días y lo notarás.

  • Culo firme

Procura subir y bajar todas las escaleras que puedas y, cuando estés parada, mete y saca culo. En cuanto a la alimentación toma mucha fibra, no abuses de la sal, grasas, dulces o bebidas gaseosas, y bebe como mínimo dos litros de agua al día. Además, pasa del café y no fumes. Evita los baños muy calientes y aplica chorros de agua fría. Después de la ducha, hidrata mucho la piel y date un suave masaje con una crema anticelulítica o reafirmante. El mejor ejercicio: el tenis, la natación, bicicleta, el aerobic, steps y el footing. Un ejercicio específico para esta zona es el siguiente: sentada en el suelo con las piernas estiradas, los brazos cruzados y la espalda recta estira una pierna y luego la otra, como si te arrastraras. Hazlo diez minutos al día.

Suscríbete al newsletter