Diez consejos sencillos para eliminar la celulitis

En el tratamiento de la celulitis, como en tantas otras cosas, existe una regla que es básica y universal: vale más prevenir que curar. Dicho de otra forma, la mejor forma de atajar la celulitis consiste en combatir directamente los factores que la causan.

mujer con celulitis

Por esto, aquí te proponemos diez sencillas reglas que, si se siguen de forma habitual y constante, constituirán la mejor arma para que la odiosa celulitis vaya desapareciendo poco a poco.

  1. Evita la sal, reduce el azúcar
  2. La sal hace que tu cuerpo retenga líquidos y eso hace que se te hinchen los tejidos. El cuerpo, al tener más sodio, necesita más agua, pero si dejas de consumir sal, los líquidos serán expulsados del cuerpo con mayor facilidad y eso hará que tus tejidos no estén hinchados. También es aconsejable que reduzcas el consumo de azúcar y grasas. Estos se comportan como procesos digestivos complejos que facilitan la aparición de toxinas y degeneran el tejido adiposo.

  3. Evita el café y el tabaco
  4. La cafeína y la nicotina son drogas que se encuentran dentro de la misma categoría de vasoconstrictores. Éstos reducen la cantidad de sangre que llega a todo el cuerpo, incluyendo los tejidos, impidiendo que la cantidad necesaria de oxígeno llegue a las mismas. ¡Evítalos!

  5. Nada de alcohol
  6. Al igual que ocurre con la sal, las bebidas con alcohol favorecenla retención de líquidos y hacen que los tejidos se hinchen. Además de eso, tienen un contenido calórico elevado que es mejor evitar.

  7. Bebe mucha agua
  8. Es ideal que elimines líquidos de tu cuerpo, y para eso deberás beber agua en abundancia. Esto hará que vayas más veces al baño y elimines esos líquidos. Se recomiendan beber dos litros de agua por día para depurar el organismo. Sin embargo, en el caso de mujeres cuya celulitis se debe a una retención de líquidos, es preciso limitar su consumo, puesto que, en lugar de ayudar a solucionar el problema,va a contribuir a agravarlo más.

  9. ¡Muévete!
  10. Si permaneces mucho tiempo sentada o de pie, la circulación de la sangre comenzará a tener alteraciones. Se recomienda que si tienes que estar mucho tiempo sentada, te pongas de pie, te estires durante algunos minutos y luego vuelvas a sentarte.

  11. Siéntate bien
  12. Las mujeres tendemos a cruzar las piernas cuando estamos sentadas. Sin embargo, al cruzar las piernas, la pierna que está arriba ejerce presión sobre la que está abajo y puede generar inconvenientes. Lo mismo ocurre con la presión que se genera sobre la pelvis, que dificulta la circulación en la zona inguinal. Prueba a sentarte con las piernas paralelas entre sí. c

  13. Vigila los anticonceptivos
  14. Los anticonceptivos también favorecen la retención de liquidos y, con ello, la aparición de la celulitis. Por eso debes ser muy cautelosa con las pastillas que consumes. Si ya tienes celulitis, será mejor que te plantees usar un anticonceptivo diferente. Consulta a tu ginecóloga sobre el tema si tienes alguna duda.

  15. Evita la ropa ajustada y los zapatos de tacón alto
  16. Que la sangre pueda circular bien a lo largo de todo el cuerpo, es algo básico para la prevención contra la celulitis. Si utilizas zapatos de tacón alto, lo más probable es que éstos corten un poco la circulación y no favorezcan a tus objetivos de combatir la celulitis. Lo mismo ocurre con toda vestimenta que sea capaz de impedir que la sangre circule de forma fluída y correcta. Evitalos vaqueros apretados y trata de no usar cinturones muy ajustados.

  17. Cuidado con el estreñimiento
  18. Si te cuesta ir al baño, tendrás que tomar medidas al respecto, ya que el estreñimiento impide una correcta circulación de la sangre hacia el corazón. Hay alimentos que te pueden ayudar a combatir el estreñimiento: ciruelas, kiwis… Por regla general, agua, frutas y verduras, te favorecerán.

  19. Haz ejercicio
  20. No sólo te servirá para quemar las calorías que consumes a través de algunas comidas, sino que con una buena rutina de tonificación muscular, podrás combatir la acumulación de grasas en los tejidos, y tu sistema circulatorio funcionará mejor. Así que ve al gimnasio, sal a correr o practica algo de fitness: yoga, pilates…