Celulitis esclerótica

La celulitis esclerótica o lipodistrofia edematosa es la más grave de todos los tipos de celulitis y la más importante de tratar. Las zonas afectadas presentan, además de la piel de naranja, otros signos.

celulitis escleroticaLa lipodistrofia edematosa generalmente se debe a la retención de líquidos y es más probable que puedan aparecer hematomas con facilidad siendo muy dolorosa, sin embargo, es el tipo de celulitis que se padece con menor frecuencia. Algunos de las señales que presenta son:

  • Se encuentra en pacientes de toda edad, pero más frecuente entre jóvenes y adolescentes.
  • Presenta consecuencias psicológicas y físicas.
  • Se localiza en las extremidades inferiores.


  • Se manifiesta en piernas hinchadas y adoloridas.
  • La celulitis esclerótica acompaña a la obesidad.
  • Se siente pesadez de piernas y dificultad para movilizarse.
  • El singo de “piel de naranja” aparece desde sus inicios.
  • Suele ser derivada de problemas de circulación en las piernas agravado por retención de líquidos.

No se debe descuidar las consecuencias psicológicas que se producen en la jóvenes que presentan piernas gruesas, desproporcionadas a su físico y de andar torpe. No debe sorprendernos encontrar en ellas trastornos emocionales, complejos e inhibiciones. De igual forma, aquellas mujeres que tienen mayor edad, caminan con dolor al encontrar sus piernas atrofiadas por la celulitis.